Submenu

BETH MOYSÉS. No vine a traer la paz sino la espada

05/11/2021 - 11/12/2021
BETH MOYSÉS No vine a traer la paz sino la espada 5 de noviembre de 2021 La galería Fernando Pradilla presenta la sexta exposición individual de la artista brasileña Beth Moysés (Sao Paulo, 1960), cuya práctica versátil abarca fotografía, vídeo, instalación, escultura, animación digital y performance. Bajo el título No vine a traer la paz sino la espada, Moysés propone una muestra en abierta sintonía con los acontecimientos más acuciantes de la actualidad. En su carrera de más de dos décadas, Beth Moysés ha investigado incesantemente en los resortes sutiles y humanos del impacto de la violencia sobre la mujer, reivindicando un arte comprometido con la defensa de sus derechos y centrado en la complejidad de las relaciones y sentimientos de la mujer respecto al hombre, la familia, la sociedad. Este proyecto quizá sea el que Beth haya planteado desde una perspectiva más personal, al situar como punto de partida su propio cuerpo para experimentar “un ejercicio de reducción -según sus propias palabras- del peso que cargamos en estos tiempos de luto”. La exposición No vine a traer la paz sino la espada de Beth Moysés ha sido comisariada por Francisco Carpio, que en su texto afirma: Lo que verdaderamente enriquece la mirada -crítica, solidaria y empática- que Beth aporta sobre esas cuestiones que sitúan a la mujer en un campo de conflictos con el hombre, la familia y la sociedad, es la dimensión compleja, trasgresora, individual y a la vez universal, llena de registros líricos, pero también yo incluso diría épicos, que aporta, y que se nutre no solo de su propia experiencia personal y autobiográfica sino igualmente de múltiples contribuciones por parte de otras experiencias colectivas. De hecho, se la puede considerar como una verdadera pionera en el trabajo colaborativo que engloba la presencia de muchas mujeres dentro de un espacio público. F.C Una vez más, Beth Moysés recurre a su memoria, su inconsciente e introspecciones para tratar con la delicadeza que define su obra, cuestiones inherentes al origen, el cuerpo femenino, los traumas. Imágenes y objetos de una cuna, unos pies, un ombligo, un broche familiar, conforman ese cuerpo lleno de vivencias y la memoria de una vida filtrada a través de la actividad creativa. La selección de obras realizadas por el comisario y la artista se ha planteado como un itinerario vital, y su punto de partida es ese broche familiar en forma de espada. En este sentido, Carpio afirma: A partir de esa pieza inicial, el proyecto de Beth Moysés va desplegando toda una serie de objetos que actúan como los hitos de un itinerario simbólico, y a la vez plástico. De esta forma, una bandera de tela (empleada en su performance Aurora) se convierte en un nuevo eslabón que recorre todo el espacio expositivo, enlazando lecturas y sugerencias con otras obras objetuales, como es el caso de una pequeña cuna metálica (vinculada al video 129 En llamas) que alberga unos carretes metálicos impregnados de un fuerte simbolismo relacionado con los puros inicios del movimiento feminista, o también, entre otras, un bloque cúbico de escayola, rememorando y remedando el vínculo esencial con lo materno a través de la puerta umbilical a la vida. Una vida que, por otra parte, da -literalmente- sus primeros pasos de una forma alegórica y poética por medio de un molde de los propios pies de la artista. Ese trayecto se va engarzando a su vez con otro conjunto de obras que se formalizan mediante el concurso del video, documentando algunas performances, como Las malas muertas y la ya citada Aurora, o construyendo una excelente narrativa animada a partir de figuras seminales de la creación feminista (Brotar sentidos), y también de la fotografía, donde nos propone una de las piezas más atractivas y elocuentes de la exposición. Me refiero a Yo, el cielo: confinamiento, un grupo de 80 fotos de pequeño formato, que recogen la mirada que Beth, como una especie de personal cuaderno de bitácora, arrojó a la realidad y al mundo a través de su ventana durante el pasado confinamiento. F.C Beth Moysés es Licenciada en Bellas Artes por la FAAP de São Paulo y Doctora en la Universidad Estatal de Campinas. Muchos de sus vídeos y performances han sido presentados en importantes instituciones culturales como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid; el Museo DA2, Salamanca; el Museo del Barrio, New York; la Fundación Pilar i Joan Miró, Palma de Mallorca; el National Museum of Women in The Arts, Washington; el IVAM, Valencia, entre otras. Asimismo, ha realizado numerosas performances en espacios públicos de ciudades como São Paulo, Brasilia, Sevilla, Zaragoza, Bogotá, Dublín, Cáceres, Las Palmas de Gran Canaria, Montevideo, Shanghái, Salamanca, Oporto y João Pessoa. La obra de Beth Moysés se encuentra en las colecciones del MNCARS, Madrid, de la Comunidad de Madrid, del Centro Cultural de España en Montevideo, del Museo de Arte Contemporáneo de São Paulo, del Museu de Arte Brasileño, del Centro Cultural Banco de Brasil, entre otras. El 25 de noviembre de 2019, con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Beth Moysés presentó su performance Aurora. Junto a otras mujeres, en silencio y con la soledad casi ritual del alba, la artista recorrió enclaves destacados para la historia de las mujeres en la ciudad de Madrid. La fuente de la diosa Cibeles, el número 44 de la calle Barquillo -enclave del movimiento feminista en sus inicios en Madrid-, la calle Montera, uno de los lugares de la prostitución en la ciudad, y el Monasterio de clausura de las Descalzas Reales fueron los sitios escogidos por la artista para realizar esta acción reivindicativa y de llamada de atención contra la violencia hacia las mujeres. La exposición actual de Beth Moysés en la galería Fernando Pradilla exhibirá el vídeo y fotografías de esta performance de 2019. La exposición No vine a traer la paz sino la espada de Beth Moysés estará abierta al púb